FAIL (the browser should render some flash content, not this).





 sIG Calidad COSTO DE LA CALIDAD

No hay una visión clara respecto al costo de la calidad, y este ha venido cambiando constantemente en los últimos años. Antes se percibía como el costo del laboratorio de control, las inspecciones, el hallazgo de productos con errores y costos que se podían justificar.

En la actualidad, se entienden como costos de la calidad aquellos que se incurren cuando se diseña, implementa, opera y mantienen los sistemas de calidad de una organización, costos empresariales ligados a los procesos de mejora continua, y costos de sistemas, productos y servicios que no dieron frutos o que se perdieron al ser rechazados por el mercado.

 sIG Calidad ¿CUÁNTO CUESTA LA CALIDAD?

Es sin duda, una interesante pero inquietante pregunta para todo directivo que se encuentra ante la presión que demanda calidad a bajo costo para mantenerse en el mercado y, por otro lado, la exigencia de los accionistas por aumentar los márgenes de utilidad.

Para determinar la utilidad, el primer paso es conocer la cantidad de costos que tenemos. Una vez determinado el monto de los costos, se deben analizar para identificar cuáles de éstos se van a reducir.

Activo. Son costos que generan un ingreso (futuro).
Gasto. Son costos que ya generaron un ingreso (pasado).
Pérdida. No generaron ni generarán ingresos.

Los costos de calidad están implícitos en la clasificación anterior, y los podemos dividir en dos grandes grupos:

Costos de Control: Se incurre en ellos porque algo puede fallar. Se dividen en costos de prevención y costos de evaluación.
Costos por Fallas de Control: Se incurre en ellos porque algo falló, están causados por las medidas tomadas para evaluar los entregables una vez producidos, y corregirlos si es necesario, se dividen en costos por fallas internas y costos por fallas externas. Son consecuencia de errores de control. Son los más caros, ya que proyectan una mala imagen de la empresa, y puede convertirse en pérdida del mercado si el producto llega a manos del cliente.

Los costos de prevención es la suma de todos los costos relacionados con todas las actividades desarrolladas para evitar defectos en el diseño y desarrollo de los productos o servicios, para prevenir problemas en los entregables, para evitar la aparición de errores, es decir, son costos de actividades que tratan de evitar la mala calidad de los productos o servicios. Como ejemplo se pueden citar aquellos costos que se incurren al llevar a cabo la planeación de la calidad, auditorias del plan de calidad y la evaluación de proveedores.

Los costos de evaluación son los costos realizados para asegurar que se cumplan con los requisitos establecidos, se refieren a aquellos que se producen al garantizar la identificación antes de la entrega a los clientes, de los productos o servicios que no cumplen las normas de calidad establecidas (costos de medición, análisis e inspección). Como ejemplo mencionaremos los costos que se desembolsan para llevar a cabo inspecciones y pruebas en la recepción de materiales, durante el proceso y en el producto terminado (desde el almacenaje del mismo hasta su embarque). Dicho en otras palabras, son aquellos costos relacionados con la medición del nivel de calidad alcanzado por el sistema, es decir, los costos relacionados con la inspección realizada para garantizar que se cumplió con los requerimientos del cliente. Estos costos son considerados como los costos de obtención de la calidad, denominándose costos de conformidad y se consideran controlables debido a que la empresa puede decidir sobre su magnitud atendiendo a los objetivos que se trace. Otros ejemplos: inspección prototipo y prueba, inspección de recepción y prueba, inspección dentro del proceso y auditoria de calidad para productos terminados.

Los costos por fallas internas ocurren por no cumplir con una calidad satisfactoria, son defectos que suceden antes de entregar el producto o servicio al cliente, son los costos en que se incurre para reparar productos terminados antes de que lleguen al cliente. Por ejemplo: desechos, re-procesos, reparaciones, rediseños, inactividad causada por insuficiente número de unidades. Como ejemplo tenemos los desperdicios de materiales, el re-trabajo originado para corregir defectos y los gastos generales que esto implique (reparaciones, rediseños, inactividad).

Los costos por fallas externas ocurren cuando al cliente le llegan productos defectuosos, Son aquellos costos relacionados con entregas de productos terminados con imperfecciones a los clientes. Como ejemplo están los costos por quejas y devoluciones, que implica el gasto por investigar, o el re-trabajo de la recepción de los productos devueltos (incluye fletes), reparaciones por garantía, estudio de imperfecciones, anulaciones, demandas legales por responsabilidad y pérdida de prestigio ante los clientes.

Es importante señalar que los gastos en prevención pueden llegar a eclipsar los ahorros de costos efectuados en las otras categorías.

Es posible mantener o mejorar la calidad, y a la vez bajar extraordinariamente los costos de calidad. La mayor parte del error humano está causado por falta de atención y no por falta de conocimientos, por lo que es de vital importancia el diseño de un programa de mejora de costos de calidad, sin embargo, el contar con el mejor y mas eficiente programa de esta naturaleza no lo es todo, debemos cambiar como trabajadores de una actitud sin compromiso a una actitud de intolerancia a la mediocridad cuando realicemos nuestras tareas. La calidad no cuesta, lo que cuesta es no hacer las cosas con calidad.

 sIG Calidad
DIFERENCIA ENTRE COSTO Y GASTO

Para propósitos de la contabilidad financiera, el costo se define como un desembolso que se registra en su totalidad como un activo y se convierte en gasto cuando "rinde sus beneficios" en el futuro. Por consiguiente, una cuenta de costo es una cuenta de activo. El gasto se define como un desembolso que se consume corrientemente, o como un costo que "ha rendido ya su beneficio". Para fines de la contabilidad administrativa, estos términos no se definen con tal rigidez, pues "a veces se utilizan para significar un activo y en otras ocasiones un gasto".

 sIG Calidad
COSTO DE LA MALA CALIDAD

James E. Olson ex presidente de AT&T decía: "Mucha gente piensa que la calidad me cuesta demasiado, pero en realidad me cuesta menos". Si se pregunta que empresa lleva registros contables de la mala calidad, se encontrará que son muy pocos los que lleven esos registros, lamentablemente por lo general, cada responsable del área o gerencia de calidad, por ignorancia e inmadurez y gracias a la falta de control, tratará de borrar la "prueba del delito" y no dejará "huellas ni rastros" cuando sea reemplazado.

El costo de la mala calidad es la suma total de los recursos desperdiciados, tales como presupuesto y mano de obra (horas hombre), por causa de una gerencia errada, de la ineficiencia en la planificación y en los procedimientos, y para colmo de males sin control..

El costo de la mala calidad es importante porque ayuda a medir el desempeño y porque indica donde se debe llevar acabo una acción correctiva. Varios estudios señalan que los costos de la calidad se encuentran entre el 5 y el 25% sobre las ventas anuales. Estos costos varían según sea el tipo de industria, circunstancias en que se encuentre el negocio o servicio, la visión que tenga la organización acerca de los costos relativos a la calidad, su grado de avance en el sistema de calidad, así como las experiencias y la madurez en la optimización de los procesos.

 sIG Calidad