¿Que es un Objetivo?

Podríamos afirmar que OBJETIVO es una de las piedras angulares de la Administración.


Desde los tiempos bíblicos, los administradores han conocido y utilizado ”objetivos”, pero no fue hasta el 1954 cuando Peter Drucker acuño el termino al usarlo como base para un sistema administrativo.


Podríamos definirlo como "los fines hacia los cuales se dirige el comportamiento de una organización" (Duncan, 1975; Glueck, 198O) o como un "resultado que se desea lograr" (Byars, 1984) o incluso "como una medida de eficiencia del proceso de conversión de recursos" (Ansoff, 1976).

IMPORTANCIA de los Objetivos

Los objetivos poseen facultades inherentes en si mismas que catalizan la acción, éstos ayudan a identificar lo que se debe hacer, minimizando la incertidumbre y por ende, achican las falsas interpretaciones.

La Organización (empresa), a través de los Objetivos, dispone de un poderoso instrumento que le sirve de guía para:

1º. La toma de decisiones:
Una de las principales funciones del nivel Supervisorio, es precisamente tomar decisiones que influyen directamente en la operación diaria y en forma indirecta justifican la existencia de la organización y por ende, del personal de la misma.

Una vez que se formulan los objetivos, todo el personal sabe en qué dirección debe apuntar sus esfuerzos.

2º. La evaluación de desempeño:
El aporte de todo el personal de una empresa debe ser evaluado para medir la productividad individual y determinar lo que se puede hacer para optimizarla y mejorarla.

Los objetivos son los criterios que se deben utilizar como base para definir los Indicadores de Gestión.

3º. La eficiencia de la organización:
La eficiencia se define en términos de la calidad total del esfuerzo humano y de recursos que una empresa invierte para alcanzar sus objetivos.

 sIG Objetivos

Sabemos que la ineficiencia se convierte en un costoso desperdicio de recursos (humanos y financieros), por lo tanto, antes de que se intente mejorar la eficiencia de una empresa, el nivel supervisorio, DEBE digerir y lograr una real y clara comprensión de los Objetivos Estratégicos, sólo así podrá utilizar los recursos limitados a su disposición tan eficientemente como le sea posible.

Antes del 2 está el 1

El proceso inicia con la definición de la Misión y Visión, lógicamente, para cumplir con éstas, definiremos los Objetivos Generales (Estratégicos) que detonarán la reacción en cadena hasta llegar a los Objetivos Específicos.

  • Objetivos Generales (Estratégicos)

Su definición no es una tarea fácil, éstos deben ser un claro reflejo de lo estipulado en la Planificación Estratégica, deben expresarse en función de Metas que se propone alcanzar a nivel global a largo plazo, en función por supuesto, de su Misión y Visión, sin olvidar la situación actual del entorno y sobre todo de su proyección a futuro y de las oportunidades y amenazas que éste presenta, otra variable a tomar en cuenta, la propia situación interna de la empresa, de sus fortalezas y debilidades, de su capacidad actual y potencial, en relación con su entorno.

  • Objetivos Específicos

Para cumplir con los Objetivos Generales (Estratégicos) se requiere de la participación de toda la empresa por ende, se requiere el desglose de estos, hasta llegar a los Objetivos Específicos de cada unidad organizativa de la empresa.

Para garantizar el flujo de información y la interrelación organizativa, éstos necesariamente tienen que ser:

.- claros
.- específicos
.- realistas
.- medibles